Archivo de la etiqueta: relaciones sociales

Terapia a domicilio

El daño cerebral puede presentarse asociado a diversas causas, traumatismo cráneo-encefálico, accidente cerebrovascular, por infecciones o tras una intervención de neurocirugía, por citar las más comunes. A esto pueden seguirle muchos tipos de problemas que dependerán también de multitud de factores. Por desgracia, a menudo, el daño cerebral puede resultar muy incapacitante y afectar a la movilidad de la persona afectada. Esto hace que los continuos cuidados que requiere se compliquen con el constante ir y venir a las consultas de los especialistas que le atiendan.

La rehabilitación de las diversas facetas del daño cerebral adquirido es lenta y laboriosa, además de requerir a distintos profesionales en función de las áreas afectadas. Neurospsicólogos, logopedas, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas. Todo ello complicado con el fuerte impacto que ocasiona en la familia, tanto a nivel de organización como emocional.

Una situación ideal de tratamiento pasaría por acudir a un centro donde se disponga de atención multidisciplinar, aunque esto no siempre es posible. Es por ello que la opción de la asistencia a domicilio de los distintos profesionales se perfila como una alternativa viable. Que sea el profesional quien se desplaza facilita la estructuración del tiempo a los familiares, evita desplazamientos, al tiempo que permite a los cuidadores dedicarse a otras cuestiones del hogar durante el trabajo de rehabilitación al no haber necesitado salir para que la persona reciba la atención que precisa.

Más allá de eso, el hecho de recibir a los profesionales en el domicilio facilita que estos puedan intervenir sobre la disposición del mismo de modo que se puedan establecer ayudas y mejoras que puedan repercutir en un aumento de la independencia de la persona afectada. En el ámbito concreto de la Neuropsicología, acudir al domicilio posibilita al profesional observar a las personas en su propio ambiente y ajustar su intervención a las condiciones reales en las que se desarrolla su vida cotidiana. También resulta de utilidad para comprender las dinámicas familiares de modo que se puedan dar pautas que sean beneficiosas para la rehabilitación y la adaptación a la nueva situación.

En definitiva, aunque el modelo tradicional en el que la persona afectada acude a la consulta del especialista es perfectamente válido y altamente efectivo, la alternativa de recibir la atención necesaria en el propio domicilio es igualmente eficaz y recomendable siendo, además, de una gran ayuda para los cuidadores al evitar desplazamientos. Por supuesto ambas opciones tienen ventajas e inconvenientes. Si la persona con daño cerebral adquirido recibe su programa de rehabilitación en su propio domicilio, corremos el riesgo de minimizar sus desplazamientos y que termine por no salir nunca de casa, mientras que en un centro especializado se beneficiará de las ventajas de la interacción con otros usuarios del mismo. Es importante recordar, si se opta por la terapia a domicilio, que salir a la calle a pasear y tener momentos de interacción social más allá de la relación con terapeutas y cuidadores, es muy beneficioso. Todo el mundo necesita un rato de esparcimiento.

Anuncios